Parece fácil, pero al tercer fallo acabas ahorcado.